VARIOS


ADVERTENCIA

Las fotos que se insertan en este blog son propiedad de: Jorge Eduardo Lastra Nedwetzki (excepto las tres primeras a la izquierda de esta página). Están tomadas en diferentes paises: España, Portugal, Francia, Alemania, Austria y Venezuela. Las de éste último país son de : Arturo Guillermo Lastra Nedwetzki.

La supervisión técnica del blog está a cargo de: David Alejandro Lastra Nedwetzki.

MIS POEMAS FAVORITOS :
180Susurros del viento.181Balada de otoño. 182La oscuridad es el manto. 184He anclado mi barco. 185Toda hermosa. 186Busca el mar. 29El poeta ha muerto.
Después añadiré otros.

Esto, por supuesto, es subjetivo; cada ser tiene su propia percepción y pocas veces somos iguales en ello

Están situados en Octubre 2009, noviembre 2009 y Junio 2006 la última.

ANUNCIO:Estas mismas poesías pueden leerse en:
http://pateremon2.wordpress.com/

Tambien en: http://pateremon2.tumblr.com/


---------------------------

lunes, 10 de julio de 2006

121 A Ruben Dario. (del libro Temas 1977)





El poeta nació
con sensibles entrañas
y se hizo escaleras 
que bajaran al alma,
para unir a lo eterno
con la tierra sin paz.

El poeta subió 
a las nubes de agua,
cabalgó por los cielos
en corceles de plata,
exhaló con las gotas
rebasando el azul;
y en el rayo que emana
de la reina azulada,
resbaló por la noche
hacia el rey de la luz.

El poeta se hizo
con el viento sendero
y evocó de las hojas
la sonata inmortal,
las condujo suaves
hacia el seno de vida
y en la mies sumejido
reverberó en el pan.

El poeta bañó
con la espuma las playas,
se rompió con las rocas
en sonoro cantar,
convertido en blancura
remontó las alturas
y anegando lo oscuro
se redimió en el mar.

El poeta brilló
un instante glorioso
asustando la esfera
con rugido integral;
hirió el manto dorado
de la tarde de otoño
y cansado del aire
se esfumó sin pensar.

El poeta durmió 
ante el ruido del hombre,
apagó su mirada
y no quiso gritar,
sólo puso un gemido 
de dolor en las almas
y la inmensa ternura
que no pudo encontrar

El poeta marchó 
hacia el sitio remoto
que tan solo en los sueños
se pretende evocar.
Unció el carro a la estrella
y al remontar la nada
entró al templo del alba
y no ha vuelto jamás...


No hay comentarios.: