VARIOS


ADVERTENCIA

Las fotos que se insertan en este blog son propiedad de: Jorge Eduardo Lastra Nedwetzki (excepto las tres primeras a la izquierda de esta página). Están tomadas en diferentes paises: España, Portugal, Francia, Alemania, Austria y Venezuela. Las de éste último país son de : Arturo Guillermo Lastra Nedwetzki.

La supervisión técnica del blog está a cargo de: David Alejandro Lastra Nedwetzki.

MIS POEMAS FAVORITOS :
180Susurros del viento.181Balada de otoño. 182La oscuridad es el manto. 184He anclado mi barco. 185Toda hermosa. 186Busca el mar. 29El poeta ha muerto.
Después añadiré otros.

Esto, por supuesto, es subjetivo; cada ser tiene su propia percepción y pocas veces somos iguales en ello

Están situados en Octubre 2009, noviembre 2009 y Junio 2006 la última.

ANUNCIO:Estas mismas poesías pueden leerse en:
http://pateremon2.wordpress.com/

Tambien en: http://pateremon2.tumblr.com/


---------------------------

lunes, 10 de julio de 2006

105 Viaje al fondo de mí mismo. (del libro Temas 1977)





Es una cosa que siempre ha sucedido
y siempre así será.
Es algo que marca nuestro signo
y el que quiera ser hombre, probará.
Es la voluntad que no sabe su camino,
es el saber que indica otro sendero,
es el ir hacia un rumbo sin destino,
donde sólo está el miedo.
El hombre lleva el hombre
con el mal al acecho.
Y el camino se esconde
va hacia adentro, hacia adentro,
pues allá, sí hay un rumbo,
hacia allá va el sendero,
no hay atajos ni rutas
que nos lleven primero,
sólo el hombre que solo,
se busca así, en silencio.
Hay palabras sin nombres,
hay sentidos sin dueño,
hay distancias, distancias
y dolor y tropiezo
y esperanzas que acaban
y seguir descendiendo.
El rumbo es peligroso,
está lleno de fuego,
de deseos ocultos
infamantes y ciegos.
De soledad dura 
y dulzura de acero.
Hay lugares ocultos
que nos niegan su voz
y deseos de huir, de negar,
de dejarlo,
de acabar con la lucha
y reir sin dolor.
Los caminos se alargan
y los senderos surgen,
de todas partes llaman,
nos seduce su hablar,
traen promesas que llenan
y goces que prometen,
y todos tienen signos 
que dicen: la verdad.
Pero sólo un camino,
el peor que tenemos,
el que muy pocos siguen, 
el que no te da alientos,
el que no tiene signo:
nos lleva a la verdad.
Es un camino duro
que sube las montañas
que baja humildemente
y se deja arrollar
que todo lo soporta
y a nadie ofende o daña
que siempre se disculpa 
y a todo quiere amar.
Es un camino estrecho
que bordea un abismo 
que carece de goces
y no suele dudar.
Que sortea las sombras
y siempre tiene rumbo
que nunca se confunde 
y sabe a donde va.
Pero hay otros senderos
más fáciles y dulces
que cruzan y atraviesan,
lo siguen y le estrechan
y a veces nos parece
que lo van desgarrar.
Pues cada nuevo monte,
en cada largo rio,
hay un sendero fácil
que reduce y evade
el esfuerzo real.
Pero son los caminos
que no deben seguirse,
porque nunca nos llevan
al ansiado lugar,
donde será el descanso
y la luz y el remanso;
pues son fuerza y deseo
y el poder y odiar. 

No hay comentarios.: