VARIOS


ADVERTENCIA

Las fotos que se insertan en este blog son propiedad de: Jorge Eduardo Lastra Nedwetzki (excepto las tres primeras a la izquierda de esta página). Están tomadas en diferentes paises: España, Portugal, Francia, Alemania, Austria y Venezuela. Las de éste último país son de : Arturo Guillermo Lastra Nedwetzki.

La supervisión técnica del blog está a cargo de: David Alejandro Lastra Nedwetzki.

MIS POEMAS FAVORITOS :
180Susurros del viento.181Balada de otoño. 182La oscuridad es el manto. 184He anclado mi barco. 185Toda hermosa. 186Busca el mar. 29El poeta ha muerto.
Después añadiré otros.

Esto, por supuesto, es subjetivo; cada ser tiene su propia percepción y pocas veces somos iguales en ello

Están situados en Octubre 2009, noviembre 2009 y Junio 2006 la última.

ANUNCIO:Estas mismas poesías pueden leerse en:
http://pateremon2.wordpress.com/

Tambien en: http://pateremon2.tumblr.com/


---------------------------

miércoles, 31 de enero de 2007

146Palabras muertas







Palabras muertas en frases sin caminos,
llevadas al libro de los sueños oscuros,
donde el alma no dicta los secretos senderos,
del hacer de las cosas que brota de la nada.

Apagas el fuego que cubre de ilusiones la calma.
Cabalgas en rescoldos de hogueras sin matiz.
Liberas frases sueltas sin peso ni memoria.
No haces con la historia un fuego del vivir.

Muerte de palabras extrajeras a acentos
de hombres que se sienten sin fuerza ni respaldo,
para decir al viento los pesos que en su alma,
alienta cuanto vive y tienen aun calor.

Muerte de cosas que saben a deseos.
Oscuros campamentos de sitios de interior
que funden las esencias de deseos de besos,
de amores escondidos y fuentes de temor.

Las palabras mueren al ser dichas sin ansia,
cuando sólo reflejan deseos de triunfar,
no salen del abismo profundo de las almas,
que buscan su destino entre hombres sin paz.


martes, 30 de enero de 2007

145Le ofrecí una mañana






Le ofrecí una mañana con la luna todavía mirando la ventana.
Me juró que me quería, pero no me amaba, como una hermana.
¡Ay! Que silencio chiquilla. ¡Ay¡ que silencio tinteó en mi alma,
quedando mi ser al descubierto, con la herida sangrando, sin aliento.
¿Dolido? ¡Que va, Muerto! 
Muerto de la herida que llevaba el alma desolada y marchita.
Te ofrecí lo que tengo y lo que tengo es vida, te ofrecí mi sustento
y mi alegría.
Pero quien quiere, ante el sufrir profundo, lágrimas de sueños que buscan
consuelo de sus mil locuras.
En verdad no te amaba, amaba mis deseos, no quería tus sueños
sino verme yo en ellos.
No te quise en verdad, pero cuando lo supe, no te pude hallar.
Se cerró mi ser, ¿acaso quería juntar a mi alma tu luz y la mía?
¿O sólo encontrar en el duro camino, el ansia de un niño
que al no ser amado, no sabía amar?
¡No se! pero creo que el impulso ciego de mi sed de vida,
se volcó al anhelo de juntar en mi alma la sonrisa clara,
donde se refleja el amor profundo de un ser
que es sorpresa en este pasar;
un ser que aún nos dice, con una sonrisa, sin pena ni prisa:
que es posible amar.




lunes, 29 de enero de 2007

144Y puesto que...





Y puesto que todas las cosas subsisten escondidas,
hay como un batir de alas en mi pensamiento,
un insensible afán de alcanzar las alturas
o de curar el interior herido
de mi alma.

Ir hacia el ser, encontrar la vida,
ese fuente y manantial de agua viva
que está esperando más allá del deseo,
de la ambición, del poder,
y del afán de agotar
el rostro del mundo.

143A puño cerrado.







A puño cerrado.
A puño limpio.
Como alma sin sol, hacia un abismo.
Así canta la cólera del hombre enloquecido,
del cansancio del mundo
y del hastío.

Como gruta cerrada, sin luz y sin nada.
Bordeando la oscura región de las sombras;
a un paso el silencio,
la locura bordada;
el futuro quebrado, en desbandada.

A nervio cerrado.
A nervio herido.
Como ser sin aliento, sin sentido.
Logrando aguantar, a penas, el misterio,
el oscuro misterio del vacío.

Un hombre sin luz;
un ser cegado,
del amor dejado
y sin legado.

Un hombre de hierros retorcidos,
doliéndose del tiempo
y del destino.
Un hombre así no forja los futuros,
muere en paz y da vida a los suyos.

sábado, 27 de enero de 2007

142Locura, engaño, ilusión...

-->





Locura, engaño, ilusión, mentira.
¿No?
Sí, porque el hombre no mira su interior.
Cambió lo eterno por unos cuantos años,
trazó otro rumbo, se volvió ciego
y quiso caminar.

Y ahora recuerda ilusiones perdidas,
sueños de grandeza, de ambición y poder.
El alma al servicio de los
dioses de acero;
de los sueños de un loco;
del terrible placer.

Un hombre, un solo hombre,
provoca tantas muertes,
en nombre de una nada,
en nombre de una raza,
en nombre del no ser;
y al final, sólo muerte, vacío,
lágrimas y llanto.
Y todo…
¿Para qué?


viernes, 26 de enero de 2007

141Dame un poco de tiempo...






Dame un poco de tiempo
para contemplar el violento celo
de las cosas que suben a mi memoria.

Si pudieras ver al ser estrujado,
hundido y cauteloso,
en su querida prisión corporal;
y sentir, más bien vivenciar,
toda la locura humana
que huye del silencio de si mismo,
buscando la arcaica caverna
del dorado placer:
siempre impecable.

Cómo no sentir el alma lacerada
ante el sufrimiento ajeno
y el dolor, teñido de risas
siempre falsas y de ruidos
nunca penetrados ni amigos;
si eres tan ajeno a ti
como amigo de lo que viola
la prístina claridad de tu infinito ser.

¿Cómo llevarte, otra vez, a la
orilla mansa, de verde rivera
y corazón amigo;
si ignoras en que lugar está tú propio deseo?
Si tan extraño eres a ti mismo
como el universo entero
a la perdida hormiga que yergue
en la selva su hormiguero.
¿A dónde conducir tu ser descarriado?
¡Perdido mundo!
¡Fuente de la vida!
Si niegas tu imagen en el espejo ajeno
y corrompes el alma,
tu alma inmortal desconocida.
¡Sufre!
Pues las cicatrices de la herida
cambiaran tu rostro,
para que la sonrisa perdida de lo humano
penetre en ti,
como invisible dolor extraviado,
de la suave verdad que siempre ignoras.



miércoles, 24 de enero de 2007

140Total para morir...








Total para morir sólo hace falta
haber estado un día.
Para morir no es necesario tener un techo fijo
ni la espalda mojada
ni esperanzas ni sueños,
sólo hace falta haber aparecido,
estar aquí, un día inesperado.

Para morir es tan fácil hablar
de lo no acontecido,
para morir es necesario tener un cuerpo
vegetal o humano
y estar aquí  sin saber por qué
o creer en un por qué sin haberlo visto.
Total para morir…

Como si fuera sólo algo inmerecido,
una cosa extraña,
distante y pasajera
no el momento real, temido y esperado,
para el cual he nacido.
Y estoy aquí, total para morir…
sin desearlo.
Para morir como si sólo fuera
un distante futuro,
un algo no sentido ni pensado,
una espera insensible
y lejana,
un acontecer siempre ignorado.

Total para morir no hace falta
ni ropa ni instrumento,
ni dinero ni joyas
ni olvidados recuerdos,
sólo vida, sólo vida
que se convierte en tiempo
entre mis manos frías
junto a los ojos secos
sobre mi pelo blanco
y la espalda marchita.

Sólo vida  que se transforma en muerte.
Sólo ser que me conduce a lo que me ha pensado.
Sólo pasajero de mundos mustios o felices
que tienen vida porque se la prestamos.
Nuestra vida se da a las cosas sin freno,
se da al calor de la amistad amiga,
se convierte en dolor al perder nuestros sueños,
se cambia en aire cuando el placer se olvida.
Total para morir he penetrado…
Total para morir he respondido.
Total para morir…
Total para morir…
está la vida.




139Que el hombre...








Que el hombre haya negado su vida
no es mi culpa.

Que haya querido ahogar el ser en palabras,
sí, temo.

Porque el alma dicta y con la mano copia,
pero no hay un mundo en las palabras solas.





martes, 23 de enero de 2007

138Apocalipsis







Y se alzará la voz 
solemne y sola
que hará temblar
de miedo al universo.
Y se vera, la estrella de la noche,
convertida en hoguera
y el clamor de la muchedumbre
angustiada y loca.
¡Ven voz!
¡Ven distante promesa
de la primera vez del hombre!
¡Ven primavera de la vida!
Verdad eminente y radiante despertar.
El mundo espera anhelante la respuesta,
el nuevo mundo,
la nueva fuerza,
la eterna dimensión,
la suave claridad.
Porque, otra vez, la esfera rugirá
en sus sombras.
Otra vez se oirá el grito desgarrado
de los muertos
y las olas de pánico envueltas
en todas las pasiones humanas.
¡Resurge al fin,
amanecer primero!
¡Rehaz de nuevo la eternidad perdida!
El clamor de la sangre llama
a millones.
El fruto del mal está maduro
y pronta la cosecha.
¡Acaba ya!
¡Qué el silencio termine!
¡Basta de cubrir la virgen,
su vergüenza por serlo!
¡Basta de callar el alma ajusticiada
por el vicio!
Que se acabe la mascara del rostro
y surja límpida la faz del alma.
Termina el tiempo
que comience el día.
Y venga serena
la luz infinita.
Porque se cansa el hombre
y se agota la vida.
Y la voz se oirá
del extremo del orbe
al ignorado fin del universo,
para que la oscura
sonrisa de la nada
pueda callar
 al oír su nombre.



lunes, 22 de enero de 2007

137Te quiero como ....







Te quiero como a las conchas de olvidadas playas
que no saben cual mar les regalo su ser.
Como quiere la espuma al agua que la forma
y el alga a la luz que la viste en color.

Te quiero como las cosas aman lo necesario
con la misma intensidad de la vida al dolor,
con fatal insistencia de la cosa a su esencia,
con el mismo sufrir del que quiere una vez.

¿De qué formas te amo?
Me resulta imposible describir sensación.
Es un todo en mi centro de voluntad y vida
una entrega en mi alma, hacia ti,
de mi luz.

Totalidad que asusta.
Inmensidad que engaña…

¡Mi ser eres tu!


domingo, 21 de enero de 2007

136En la vida construyes





En la vida construyes el vaso que mide tu infinito.
Aquí, cada instante es cristal fundido de un vitral.
Del vitral que dejará pasar las luces a tu alma.
La luz que no se apaga: la luz que es la Verdad.
Cuida el cristal que haces cada día.
Cuida tu lengua, tu hacer y tu pensar.
Cuida el regalo del cariño en los otros.
Cuida el color que quieres encontrar.
Busca en el nicho de tu esencia
la sustancia que forma tu querer.
Cuida cada hebra de tu mente
para que deje a tu alma florecer.
Cuídate del pasar sin ser amado.
Dale tu vida a quien te odie más.
Junta a tu ser las lágrimas y el llanto.
Calla si te ofenden y déjate pegar.
Pero no arríes la banda de tu frente.
No te humilles sin poderlo soportar.
No te quiebres sin hacerlo sabiamente.
No quieras al dolor si no sabes donde va.
No hagas nada que tu espíritu no quiera.
Pero no violes las leyes que te das.
Funde en el crisol, el cristal de tu mente
y elévate en la vida más allá del temor.
Contempla tu destino sin miedo a oír la gente,
gritarte en el oído, por detrás, e insistente
que no vale la pena sino el disfrutar.
Tu tienes tu camino, el cual, andas primero,
hacia la luz y vida que todo sabe amar
nada induzca a tu alma a perder el sendero
que hace, de tu esencia, un hombre de verdad. 


viernes, 19 de enero de 2007

135La vida me ha hecho





La vida me ha hecho esclavo de cosas imposibles,
 sedujo mi esperanza con oropel y luz.
Me ha dado como eterno lo que no tiene esencia:
y cubrió mi ignorancia con fantasmas de ser.
Errante y prodigioso camino de deseos.
Espíritu que busca dimensiones sin fin.
Tenaza de mi alma aferrada a las cosas.
Barco atado al muelle queriendo no partir...
Inmensidad profunda de todo lo sentido.
 ¿Por qué, por qué somos así?
Arando estoy el cielo con caballos de olvido.
 Sembrando de improbables la eterna dimensión;
y sin embargo "algo" sereno y misterioso,
me dice: No es inútil...
naciste para Mí...


134La canción de la tarde






La canción de la tarde 

al leve viento de creer invita.



Las hojas suspiran sobre el árbol
y el color del cielo resucita.


Vuelven los pájaros al lejano nido
y el murmullo del mar reclama,
la tarde cae,
se marcha el día
y el hombre ama.


Quien pudiera, como el aire,
huir al lugar inesperado.


Quien supiera del hálito del cielo roji-blanco
y del misterio del pájaro fugaz. 
Tu eres viento, el pájaro y el nido,
el color del cielo y el murmullo del mar,
el caer de la tarde y el sonido del viento
que han abierto mi alma
y me han dado un hogar. 


jueves, 18 de enero de 2007

133Cuando quieras algo de mi







Cuando quieras algo de mi llama a mi puerta.

Pero no a la puerta cerrada de mi hogar.

Ni a la puerta suelta que bate la tormenta
en la casa vieja y desvencijada.

Llama a la puerta interior donde está la vida.

La vida rota en el tiempo de mi alma sin Ti.

Llama a mi puerta, por favor,
para que al abrirse
pueda la corriente del tiempo entrar
y marcar con su impronta
las viejas estructuras que la cierran.

Llama a mi puerta,
querida luz, esperanza de vida.

Llama y quizás pueda morir en paz.


miércoles, 17 de enero de 2007

132Con algo de amor...




Con algo de amor mucho de rabia.


Los ojos cerrados al mundo malíciente.


Cansado el ser de oír gritar la vida.


Viviendo prestado
y mil silencios enlazando el alma dolorida.


¿Qué cántico oscuro recubre las tinieblas?.


¡La alegría es palabra vacía en el dolor!


Y la esperanza fluye en un ligero surco
sin fuerza y sin pasión.


!Solo, nada más que solo¡
ante todo, ante mí, ante una nada.


Raíz y tronco y árbol dolorido.


Fuego en los nervios,
fuego y olvido.


¿Acaso pasará?.


¿Acaso quedaré tranquilo?.


¿Acaso el sol saldrá en otra mañana?.


¿Acaso volveré a oír la voz amiga?.


Viento del norte, viento del este,
viento del alma, viento de muerte.


Envuelve en cálido flujo mis cenizas
recrea el perdido amor a lo inefable:
renueva de nuevo lo vivido
y dale la fuerza de lo amable.
Y si volver a vivir es mi destino.


Y si volver al mundo es mi sendero.


Acoge el fruto del árbol ya sufrido
como acoge su flor el limonero:
lleno de perfume...
de misterio en misterio. 
 



martes, 16 de enero de 2007

131Un hálito de amor





Un hálito de amor, una esperanza.


El sueño de siempre que la vida alarga.


Un algo de pasión, mucho de miedo,
el camino oscuro donde no hay un cielo.


El mito del hombre redimido por el hombre.


Limitación de un ser hecho universo.


Pequeño caos entre un sin fin de vida.
insurge en el cosmos creyéndose el inmenso,
pobre mortal que no sabe su destino.


Crucé la ruta alegre, iluminado,
creyendo en tus palabras y en tus risas.


Hábil de engaños, sedujiste anhelos,
pero al final se vio tu rostro: duro y fiero.


Volví al arroyo, al lugar oscuro,
buscando otro camino, otros senderos
pero mi alma entonó un canto de alegría
cuando fue "tocada" por el Ser Supremo


Y desde entonces voy por un sendero
donde está mi esperanza iluminada.

lunes, 15 de enero de 2007

130Cuando llegué a Ti






Cuando llegué a Ti, un día, cansado.
Cuando llegué a Ti, olvidado.
Dejado en el camino de la vida
por la ilusión de antaño.
Antiguo misterio que rodea el vacío,
llegaste a mi interior inesperado,
un día, un año.
Juntaste los pedazos de mí mismo
creando la paz... reparando el daño.
 ¿Qué hacer en el vacío?.
¿Qué hacer del ser cansado?
Hundir las raíces el Seno de Vida.
Poner el alma bajo el palio dorado.
Abrocharse de esencia incorruptible
y descubrir, al caminar... los años.

domingo, 14 de enero de 2007

129Cuando el tiempo es tiempo.




Atardecer










Cuando el tiempo es tiempo
y el alma es alma.
cuando el día es día
y la calma, calma:
tu me esperas en la orilla
del río de la muerte;
Caronte de hielo y de recuerdos.


Cuando vuelvas otra vez a mí,
pisando el tiempo,
liberando el oro de los días fértiles,
juntando lo pasado a lo presente;
lo pasado a lo presente.


Presiento al mundo jugando a no ser mundo.


Percibo al hombre pensando en no ser hombre.


Tanto da el tiempo vueltas a la noria
que todo vuelve quedar como ya estaba.


También tú te irás al último suspiro,
al último clamor de vida;
al primer respiro de lo eterno...
y a mi olvido...